lunes, 23 de febrero de 2015

Descargo

... sin pausa:

Me molestan lxs caretas. La gente que simula que todos le caen bien. Me molestan los falsos gurúes y los vegetarianos de moda. Me molesta el desagradecimiento con la vida. Me molestan los milicos y los babosos. Me molesta que me sedan el paso para mirarme el culo. Me molesta que me miren a ver cómo estoy vestida. Me molestan las mujeres que controlan a sus novios y las novias que controlan a sus novias. Me molestan los hombres que se dejan controlar y las mujeres sumisas. Me molestan las relaciones histéricas y posesivas. Me molesta que la gente no se haga cargo. Me molestan las chicas que se aplauden por “locas cool”. Me molestan las formas, las limitaciones y los prejuicios. Me molesta la gente despectiva. Me molesta que una funcionaria diga que hace turismo antropológico en un boliche gay. Me molestan las despedidas. Me molesta la liviandad espiritual con que se debate el aborto. Me molesta que se mezcle lo personal con la política. Me molestan los extremos. Me molesta el drama y los programas de chismes. Me molestan los errores de ortografía. Me molesta la incomodidad de sentirme insegura. Me molesta la gente fría. Me molesta la gente manipuladora, soberbia y calculadora. Me molesta la gente que hace el amor a medias. Me molesta la gente que se cree más que el otro. Me molesta la gente cerrada. Me molesta la gente sin compasión. Me molesta que escriban sobre la corteza de los árboles. Me molesta que ensucien el río. Me molestan el tránsito y los motores ruidosos. Me molesta la falta de solidaridad en los espacios para estacionar. Me molesta quedarme sin yerba. Me molesta no poder trasnochar cuando quiero. Me molesta el puterío y la gente que se ocupa de otra gente. Me molestan los días débiles. Me molesta la gente inflexible. Me molesta comprar pantalones. Me molesta que me digan todo que si. Me molesta la discriminación. Me molestan quienes toman merca delante de los que no y no les importa nada. Me molestan las personas que rompen a mansalva el corazón. Me molesta no encontrar el equilibrio y perder la atención. Me molesta que las cosas se escabullan en mi cartera. Me molesta cuando la gente con sobrepeso que come sin piedad. Me molesta la gente que generaliza. Me molesta la gente que subestima. Me molesta la gente egoísta. Me molestan las supersticiones. Me molestan los egos y la intolerancia. Me molesta que jueguen con mi cerebro. Me molesta la falta de cordialidad. Me molesta la avaricia y la soberbia. Me molesta la masificación. Me molesta que me rompan el corazón. Me molesta que me mientan. Me molesta la falta de comprensión. Me molesta que las estructuras sean más fuertes que los sentimientos. Me molesta que me apuren. Me molesta mi volatilidad. Me molesta la falta de códigos. Me molestan los estereotipos. Me molesta la irrealidad de los talles de pantalones cada vez más chicos. Me molesta que odien a los gatos. Me molesta que no se abran a conocer a los gatos. Me molesta cuando no puedo controlar el sueño. Me molesta que se termine la cerveza. Me molesta que no haya agua en la heladera. Me molesta cuando la felicidad se deposita en terceros. Me molesta la sumisión y la opresión.
Me molesta la falta de esperanzas. Me molesta la negatividad. Me molesta el alardeo. Me molesta el conformismo. Me molesta que me quieran cambiar. Me molesta que me juzguen. Me molesta que la gente se queje. Me molesta estarme quejando. Me molesta cuando la gente tira mala onda. Me molestan las víboras y los carroñeros. Me molesta la gente que se quiere coger a tu novix sin importarle que existas. Me molestan las clasificaciones y los tiempos. Me molestan los abusos. Me molesta la crítica despectiva. Me molesta el regocijo en el fracaso ajeno. Me molesta la gente que habla mal porque si y la que no se abre a conocer. Me molesta cuando se expresan mal detrás de un micrófono. Me molesta la gente violenta y la gente que lo permite. Me molesta el hermetismo. Me molesta mi contradicción. Me molesta que tantas cosas me molesten.
Es la vida que nos alcanza. Hay días en que no se puede ni con una misma.


Con amor.
Yuls

Presente continuo

A la vida le lleva solo unos segundos cambiar para siempre. Grotesco error caer en la ingenua seguridad de la estabilidad. La ilusión de permanencia causa dolor cuando la inercia se modifica, cuando lo impensado ocurre, cuando la mente queda atada a una utopía de firmeza. Cuando eso sucede, el ego se daña y la herida narcisista contamina el cuerpo.




Pero el corazón se fortalece. La incomprensión caduca. La honestidad eleva. La empatía hermana. El amor expande. El valor recompensa. La amistad salva. La familia protege. La muerte renace. El alma va. El alma vuelve. El alma despierta. El alma contagia. El alma ama. El alma conecta con el alma. El alma mira sin forma. El alma comprende lo mundano y lo eleva. El alma es semilla. El alma es sangre de unidad.

Juli Biurrún