viernes, 19 de agosto de 2011

Kapanga en Meet: Perder la cordura y morir de locura

Crónica del recital kapanguero.
Publicado en www.comahuerock.com.ar

         Nos bajamos del Koko y tras una revisión exhaustiva de las chicas de Seguridad nos recibió la primera canción. Eran las 21:30 en punto, felizmente habíamos llegado temprano porque a las doce la carroza se convertía en calabaza y se cortaba todo (por la veda electoral). En principio pensamos que la limitante de tiempo iba a perjudicar el evento, pero al contrario, presumo que terminó por beneficiarlo en completo. “Si después no se puede hacer nada y queremos pasar un buen rato, ¡Vamos todos a bailar con Kapanga!”. Y explotó el boliche de lado cipolleño del puente.

Ellos convierten cada presentación en una oda a la fiesta. El Mono y su baile parrandero hacen mover y saltar a toda la pista junta y apretada, sin importarle nada. Los sentimientos se vuelven intensos y logran que cada pibe que canta entusiasmadísimo se identifique hasta las tripas con la banda que toca en frente. Porque Kapanga es así, sencilla, desfachatada, de tip@ común y chic@ de barrio, de lenguaje de calle y costumbre de pizza, birra y faso.


Era 14 de agosto, estaban elecciones primarias obligatorias (al otro día había que ir a votar) y el Mono no se olvidó. En un llamado a la conciencia colectiva comentó que algún candidato iba a tener quince votos menos porque la banda y sus ayudantes planeaban estar en ruta. “Pero nosotros ya tenemos a nuestro candidato, se llama ¡Ramón!”, y se armó el quilombo. Una mecha popular se encendió para apoyarlo con entusiasmo, ¡esto es patria, carajo!

También contó que ese día había almorzado en Bambú y que a la vuelta se puso “chino como los chinos” para dormir la siesta bien relajado. Tanto lo hizo que se metió cama desde las 14 hasta 20, justo para levantarse, cambiarse, fumarse otro y arrancar a tocar. Y así habló varias veces sobre los chinos y el faso, mientras que nosotros desde abajo nos descostillábamos de la risa con tanta huevada junta.

Los secuaces kapangueros recordaron que esa noche era también de cumpleaños, porque estaba dentro del año número quince de su carrera y bajo esa premisa repartieron los clásicos durante todo el show: “Bailarín asesino”, “El mono relojero”, “Fumar”, “Rock”, “Me mata”, “Yo quiero estar con vos”, “Agujita de oro”, “Cecator el borracho”, “Una nube” y no recuerdo cuántos más.

Fue un recital súper divertido y con la gente prendida fuego. El sonido era por momentos como una piña en el oído y otras veces sonaba bien, pero no lo suficiente para destacar como atributo de la noche. La banda es impecable, el bajista un zarpado, el violero canta divino, y el Mono… el ¡Mono es el Mono!, el alma de la fiesta.

Con onda y humildad pasó la banda que poco seguido produce fechas de este tipo, sino que el mayor caudal de sus presentaciones se concentra en fiestas y eventos, por ende, el público está poco acostumbrado a pagar para verlos. Conscientes de eso, agradecieron varias veces el haber comprado las entradas y aseguraron que el éxito de una organización así depende casi en igual medida de ambas partes (banda – público). Ese fue el mensaje que dieron para coronar un sábado sin trasnoche en lugares céntricos, pero con muchas fiestas que, seguramente, siguieron puertas adentro.        

¡Hasta la próxima!   

Juliana D. Biurrún
Foto de Martín Menart

¡Fiesta, que fantástica, fantástica esta fiesta!


Fiesta Latinoamericana en Pirkas 

Esta noche de rocanrol fue el viernes 5 de agosto. Ya pasaron unos días, pero la nota estaba escrita y publicada en www.comahuerock.com.ar y ahora la comparto en mi blog.

Como su título lo dice, fue una gran fiesta, mucha energía y calor, mucho baile y bastante alcohol. Todo era buena onda, muchas risas y borrachines de por medio. Éramos como el gran pueblo latinoamericano, todos diferentes pero iguales. Esa noche nos movían las mismas cosas y las caras más maquilladas o los percheros de la Quinta Avenida se olvidaron en el porte de una fachada nocturna. En principio esperaba otro ambiente, algo más despojado, menos ojos súper delineados y peinados elaborados. Pero fue la primera impresión, todo pensamiento previo se fue sin que me diera cuenta. Es que nos habían recibido demasiado bien y había mucha buena onda como para detenerse en cualquier distracción superflua.

El lugar estaba lleno pero no explotaba y eso fue buenísimo. A nadie le gusta no poder caminar o que se le enganche la cartera entre la gente . La organización fue de lo mejor, todo el personal bien distribuido y uniformado con trajecitos negros que marcaban que estaban laburando pero de buenas como nosotros. Y a la prensa nos trataron deluxe como pocas veces.

Hacia la sección bandas, los cipoleños de Naturaleza Reina fueron los encargados de la inauguración de recitales a las 23:30. Con el agite súper loco que los acompaña siempre y garantiza una buena noche en cualquier lugar, dejaron el terreno preparado para DJ CH Respira de Buenos Aires a quien se le sumó DJ Oliváceo después de La Estafa Dub. Y en una aclaración aparte, los escenarios siempre son calurosos, no importa la cantidad de grados bajo cero que hagan afuera. ¡Pero los chicos de Naturaleza tocaron con el plus de la calefacción encendida dándoles en la nuca! Doble mérito para ellos que se bancaron la temperatura caribeña en el invierno patagónico y terminaron la presentación sin ningún desmayado, exagerando un poco claro está.  


Los 40 minutos de toque del DJ bonaerense dieron paso a La Estafa Dub. Con ellos el aguante de la gente ya es ni por intento discutido. Toda la pista saltó y bailó de las manos cuando sonaron los clásicos del repertorio estafador y algunos sumados hace poco, como la versión de “Loco de Amor” que grabaron para un compilado de Los Fabulosos Cadillacs y hermosísimo “Baby I love you” de los Ramones. Pero lo mejor fue que dejaron los clásicos más clásicos para el final, “Todo lo daría” de Todos tus muertos y “Cuándo” de Alberto Testa. Con esos sí que bailamos todos y hasta el más amargo movió los pies.

En el medio y de principio a fin, VJ Q-fa estuvo de lo más cool con proyecciones de mujeres ícono del cine y ojos empetrolados, que de a poco se desvanecían hasta distorsionarse por completo para convertirse en otra bella señorita. También se sumaron paisajes, elementos y representaciones extrañas monocromáticas y multicolores, siempre con efecto 3D y metamorfosis progresiva hacia otras formas.

Sonaba música medio electrónica en una fiesta latinoamericana mientras la conductora Catalina Gedamiska sorteaba pizzas y anunciaba dos por uno de cerveza. No ayudaron los baches de silencio o canciones muy bajas entre banda y banda que hicieron que en un momento la gente del sonido ponga a reproducir el disco de La Estafa. ¡Sí ya habían tocado hacía un rato! ¡Pará un poco, viejo! Pero no importó: su música ambientaba bien ese momento en que la fiesta era una re fiesta y estábamos todos así, de fiesta.

Era el turno de Lukumi y la espera se volvió medio extensa entre sorteo y sorteo. Sucede que varios de los ganadores no aparecían porque estaban vaya uno a saber dónde y hubo que repetir varias veces. ¡Pero la espera sí que valió la pena! Con su cancionero latinoamericano seguimos de fiesta y bailando, con buena energía por todos lados y amigos en cada rincón. Ya está escrito, el lugar no explotaba pero estaba casi todo el mundo. Fue sin dudas el segundo epicentro social del fin de semana – después del recital de Ciro – pero eso es otro palo.

Terminó Lukumi y la locución de Gedaminska mientras se preparaba la banda siguiente sorteó una sesión de depilación. Sí, para ellas y ellos. “¡Para los chicos que en verano se depilan la espalda!”, dijo entusiasmada y un montón de imágenes medio bizarras se nos dibujaron en la cabeza. Pero no importaba, estábamos de fiesta y a esa hora de la noche todo tenía rock.

Así llegó el turno de Grupo Almendra, conjunto de cumbia que terminó de cerrar la noche bien arriba. Ahí ya no importaba lo que sonaba porque todo era divertido. Y mientras escribo estas líneas recuerdo que LED también reversionó una de sus canciones a una mezcla de reggae con cumbia que sonaba muy bonito. Es que el género musical no importa cuando se toca bien y en ese sentido la música está más allá de cualquier etiqueta. Esta idea se aplica a todas las bandas de la noche, que la gastaron cada una arriba de las tablas y le dieron el marco ideal a una fiesta que alzó a Latinoamérica y sus caras más bonitas. Latinoamérica fue una fiesta, la fiesta de “un pueblo sin piernas pero que camina”, como dice la canción.

Cuando terminaron las bandas siguió el baile, para ese entonces ya nos habíamos olvidado de mirar el reloj. La reseña mental estaba completa y alegre, muy alegre.

¡Hasta la próxima!
Juliana D. Biurrún
Fotos de Paulo Tejeda

jueves, 4 de agosto de 2011

Componer para encontrar otra alternativa de persona y mujer

 Entrevista exclusiva a Andrea Álvarez

Ni batera ni cantante, ni compositora ni percusionista. Música a secas y con todo eso dentro. Eso es lo que la gran Andrea Álvarez es.

Para www.comahuerock.com.ar

Su noviazgo con la música fue precoz, como a los cinco años empezó a juntarse con ella y nunca más se separó. A los 16 comenzó a estudiar batería con Lito Vitale y tiempo después formó Rouge, primer proyecto personal y banda compuesta íntegramente por mujeres absolutamente pionera en el rock nacional. En aquel entonces compartía camaradería con María Gabriela Epumer y Claudia Sinesi. Integró Viudas e Hijas del Roque Enroll y años más tarde se convirtió en la primera chica en formar parte de la ejecución instrumental en Soda Stereo y Divididos. Tras ese periodo fundó Pulsomadre, grupo integrado por cuatro percusionistas femeninas y un tecladista.

Hasta ahí devino una historia compartida, porque su carrera independiente se inició hace unos once años a partir de su necesidad visceral de expresarse de modo personal. Desde allí generó cuatro trabajos, “Andrea Álvarez” fue el puntapié inicial y contó con la participación de Érica García, Zeta Bosio y Gustavo Cerati. El camino comenzaba a delinearse con fuerza y su segundo material, “Dormís?”, terminó de consolidarla como compositora y cantante. Pero su identidad musical acabó de definirse recién en el tercer disco, “Doble A”, con la producción del antante Jim Diamond como tope, hasta ahora, de su trayectoria solista. 

Esa edición se registró el año pasado en el DVD “Doble A en Estudios ION”, junto al bajista Lonnie Hillyer (Estados Unidos) y el guitarrista León Peirone como acompañantes fijos, con Richard Coleman y Mariano Martínez (Ataque 77) como invitados en algunas canciones. El espíritu del audiovisual muestra a la banda en crudo con foco en Andrea, por supuesto, sin variación extra de postproducción que se movilice a partir de eso. Pero nada es porque sí y todo lo que muestran esos 45 minutos de recital es adrede: Su significación es la antítesis de un videoclip y nace del concepto sesión cual ensayo cotidiano. Puede descargarse gratis de su sitio web http://www.andreaalvarez.com/   

             En entrevista exclusiva para Comahuerock, Andrea habló sobre la relación artista – instrumento, la industrialización de la música y el respaldo a los independientes, entre otro caleidoscopio de temas. Esto fue lo que nos contó.

             - Dormís? tiene una estética con cierto aire nostálgico, estático, bastante diferente al estilo visual en movimiento que caracteriza la fotografía de tu último trabajo, ¿cómo fue esa transformación?
             No lo veo nostálgico realmente a Dormis?, más bien es de “drama”. Es un estado general de aceptación de un cambio y aceptación de quien una es. Es MI gran cambio. Dormís?, es el despertar. Más que estático, es el movimiento al futuro. Doble A es mas “liviano”, más  relax y con la transformación musical y personal más asumida. Es un crecimiento a nivel Disco muy grande para mí.

             - ¿Cómo se relaciona la batería con tu personalidad?
              Te diría que uno casi no elije el instrumento, sino que el instrumento es una consecuencia de lo que una es. Mi instrumento soy yo misma más que nada, la batería o la percusión si bien llaman la atención no son lo único. La voz, la palabra, el cuerpo en el escenario, todo va junto. La bata en si tiene que ver conmigo en cuanto a que es estructura, se construye desde ahí. A mí me gusta generar esa seguridad, marcar el camino, llevar, dirigir.


             - ¿Cuál es la diferencia entre trabajar con hombres y mujeres? Tu manager es mujer y tu banda está integrada en su totalidad por hombres. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada género para laburar?
             Si bien es verdad que mujeres y hombres tienen diferentes características a la hora de laburar, yo considero que hay personas inútiles y personas efectivas. Mi experiencia fue indistinta, laburé y toqué con mucha gente pero no por su género eran mejores o peores para laburar.
             Yo, para tocar, prefiero varones, pero porque yo misma tengo sobredosis de energía femenina y fuerte. Tengo solamente dos músicos que prefiero que sean hombres para nivelar, a menos que conozca una mujer que toque al mismo nivel que ellos, pero no conozco en Argentina.

             Es que Andrea es una especie de joyita en el mundo del rock. Por talento y personalidad supo abrirse camino en un ambiente habitado en su mayoría por hombres y mantenerse vigente hasta hoy con la calidad musical que la caracteriza. Así se convirtió en una artista “de vanguardia y popular” como ella se denomina, no solo por ser la primera fémina en sentarse tras los parches y trascender en la escena, sino también por la predisposición y accesibilidad para con sus seguidores.
 

             - ¿Cuáles son las premisas del rock según AA?
             El rock nace como un movimiento cultural y social de protesta y contracultura. Hoy en día, solamente se puede definir a una actitud “rockera” a una actitud jugada, distinta, que no tiene miedo a cambiar y a enfrentar al qué dirán. O sea. Casi no existe.
Musicalmente todos los estilos de música tienen elementos que lo definen. El rock no se define solamente con una guitarra eléctrica sino con determinada escala, forma de componer, melodía, riff, letra y forma de grabar e interpretar. Ni siquiera la ropa es necesaria.

             - Mujeres de tu historia y mujeres de la historia, ¿Cuáles te inspiran o te marcaron algo en tu vida? ¿A quiénes admirás?
             Nunca admiré a alguien incondicionalmente. De cada persona o música o algo que admiro siempre hay algo que no me gusta o que me gusta más o menos. Muchas mujeres marcaron mi vida, desde mi vieja hasta determinada maestra de la escuela, o maestras de danza o de música. Muchísimas escritoras, bailarinas… de todo tipo de artistas. Y mujeres que la luchan día a día y no conoce nadie.
             Hablando de músicas que es mi tema, siempre seguí y busqué mujeres que se comprometieran con el movimiento: Ruth Underwood ,percusionista de Frank Zappa, Karen Carpenter ,Sheila E, Janis Joplin , Joni Mitchell... podría hacer una lista gigante y quedarían muchas afuera. Soy muy curiosa, muy “buscadora” y cada artista, mujer u hombre que me gusta, me marca de alguna manera.

             - Hace poco desfilaste como “modelo real” en un desfile de alta costura. ¿Cuál es tu concepto de mujer moderna y real?
             Me llamaron de Clarín para un desfile como Mujer Real y también Adrian Brown para desfilar su alta costura. Hoy en día una mujer moderna para mi es quien tiene decisión sobre su vida, quien asume el éxito personal y lo busca pero no con culpa sino con admiración hacia una misma. Quien trabaja la autoestima y no se deja influenciar por los parámetros berretas que nos quieren imponer desde el afuera. Sobre todo y resumiendo: Alguien que se compromete consigo misma. Desde ahí sí es posible realmente querer y preocuparse por los demás.


             - Hay quienes plantean que por la comercialización e industrialización de la música, el rock está en extinción, ¿qué les respondes?
             El rock está ok, lo que está por ahí en extinción son los músicos comprometidos y que lo toquen bien. Pero porque hoy en día mucha gente hace música desde otras necesidades. No desde la necesidad profunda de expresarse, sino la necesidad de trascender y ser vistos como único objetivo (todos queremos que nos vean y mostrar lo que hacemos) Muchos se creen que “rockearla” es copiar una anécdota como si ser punk, por ejemplo, fuera ponerse una gillette en la oreja. Miran los videos de Hendrix y no entienden nada de lo que pasa y creen que lo que pasa es porque tiene el afro, por ejemplo.

             - ¿Por qué la decisión de colgar el DVD Doble A en la web? ¿Antojo puro o estrategia de adaptación al mercado cibernético y las nuevas maneras de escuchar música?
             Es una idea que parte de, justamente, la necesidad de comunicar qué es mi banda en vivo. De qué se trata mi música y cómo la vivo yo.
             No hago muchos shows, no puedo viajar mucho, no salgo en las radios o en la TV de forma masiva como para llegar a la gente. No tengo esos medios. Entonces me pareció una forma para que sobre todo en el interior y en el exterior se enteren de qué se trata lo mío en vivo, que es lo que soy y lo que me interesa mostrar. El que quiere puede donar plata. A mí me costó hacerlo y lo encaré como material de difusión.

             - Hablemos de los derechos de los músicos. Vos sos una artista independiente de discográficas. ¿Cómo sentís respaldados tus derechos? ¿Estás integrada a alguna asociación? ¿Podés hacer alguna recomendación respecto al tema?
             Yo tengo un sello independiente (Pirca Records) que no cuenta con los recursos de difusión masivos, entonces yo pago todos mis proyectos de prensa-fotos-shows etc. Aparte soy música profesional, toco con bandas, cobro por eso. También doy clases.
             Yo no siento que esté muy respaldada por ejemplo en AADI (Asociación Argentina de Intérpretes). Como intérprete no se cobra imagen, no se cobra por estar en TV o formar parte de algún video, así como se cobra por grabar audio. También es muy difusa la forma en que la planilla te muestra por qué estas cobrando. Yo por ejemplo, por mi disco “Doble A” que es el que más se pasó y se pasa, prácticamente nunca cobré en AADI y si cobro por “Dormís?” que es un disco que hace rato que nadie pasa y está desseriado. Digo esto por dar un ejemplo. No quiero caer en la generalización de “me curran por todos lados” pero sí, es difusa la manera en que se justifican los cobros.
             - En un ambiente tan audiovisualmente marketinero, ¿qué evaluás del artista? En otras palabras, ¿qué es fundamental para resaltar y mantener, y de qué hay que dejar ir?
             Resalto el carisma, la performance - que incluye la corporalidad aunque el artista ni se mueva - y el compromiso con lo que está haciendo. Descartaría los vestuarios falsos, todo lo fabricado a propósito porque casi nadie puede sostenerlo.


             Andrea tiene un hijo adolescente por el que dejó los escenarios durante unos años y volvió como invitada en el último concierto de Soda Stereo allá por 1997. Madre, música y mujer real, opinión por demás calificada para alejarse de todos los temas y acercarse al barrio y la calle, a eso que le pasa todos los días a la gente sin discriminar género ni edad. 
__________________________________________________________________

             - Temas sociales como mujer real, ¿qué opinas sobre la legalización del aborto y la despenalización del consumo de marihuana?
             La legalización del aborto me parece un tema urgente. Es indispensable para frenar tantas muertes innecesarias, comercio de bebes y ganancia de corruptos que se genera justamente con la prohibición de cualquier cosa. Vos prohibís y se genera  lo ilegal y paralelo (mafias). La hipocresía y la falta de respeto hacia el cuerpo de la mujer hacen que todo esto sea posible. El doble mensaje sexual, moral en el que vivimos metidos es alarmante.
             La marihuana ni me parece un tema. Su prohibición me parece tan ridícula que hasta me la olvido. No es un tema que me preocupa pero porque hay cosas que considero más urgentes como la violencia de género, trata de blancas, prostitución infantil y abusos de menores. La educación sexual infantil y adolescente, la salud, la contención que se le tendría que dar a madres solteras y a niños sin recursos para que tengan una oportunidad en la vida.
             Me da vergüenza que aún hoy existan debates tan obvios. Pero todo va junto con esta realidad que fue una de las razones por las que empecé a componer y a hacer mi propia música. La necesidad de mostrar otra alternativa posible de ser persona y mujer.


             “Todo se resume en un par de pilas doble A”. Ya descubrimos la fuente de poder de esta mujer re menuda que cuando agarra un par de palillos y se calza el inalámbrico parece llevarse todo por delante. También sabemos que su súper peinado es una peluca bien voluminosamente peinada y que a pesar de ser popular y de vanguardia no es masiva. Pero agregamos que estudia guitarra y practica pilates, y aunque pisa la quinta década tiene la pinta y energía de cualquier treintañera. Nos queda pensar por ahora y con un poco de gracia que el rock bien llevado alarga la vida. Entonces que así sea, larga vida al rock se ha dicho. ¡Muchas gracias Andrea!

¡Hasta la próxima!

Juliana D. Biurrún